• Exposición temporal

    +
  • Exposición temporal

    +
  • Celebración del
    XX Aniversario del MADC

    +
  • 1
  • 2
  • 3

Actividades recientes

Exposiciones recientes

  • Sala 1.1: Plus Volta. Marlov Barrios +

    +
  • FUNDREDIMAS +

    Inauguración: miércoles 12 de marzo con el Art City Tour, 5:00 p.m. Del 12 de marzo al 3 de mayo +
  • Bienal del Cartel Bolivia BICeBé® +

    Inauguración: miércoles 12 de marzo con el Art City Tour, 5:00 p.m. Del 12 de marzo al 5 de abril +
  • 1

Sondeo

¿Qué piensa de nuestra página?

UTRÓPICOS. XXXI edición de la Bienal de Pontevedra

La XXXI edición de la Bienal de Pontevedra, que está dedicada a Centroamérica y el Caribe, asume un modelo que dará prioridad a herramientas informativas, divulgativas y educativas, con la intención de ofrecer un marco complejo de acercamiento a la realidad cultural contemporánea de la región que sirva como medio de conocimiento.

La Bienal, bajo el título UTRÓPICOS, pretende establecer una diferente visibilización de la creación artística y cultural que rompa con los tópicos que sobre esta parte del mundo se manejan. El título reúne en un solo término los conceptos de Utopía y Trópicos, con la intención de modular la conexión entre una geografía asociada a lo paradisíaco con los proyectos de transformación, emancipación y modernidad que desde allí se han generado.

La bienal se articula en diversas exposiciones de carácter temático con la intención de generar un recorrido por los aspectos que caracterizan a la región y a sus vinculaciones con Galicia, centrando su núcleo principal en el Museo de Pontevedra, y en concreto en el Sexto edificio.

En último extremo la intención de la Bienal es presentar a Centroamérica y el Caribe como un área muy activa de producción cultural y estrechamente vinculada a la modernidad.

Buscando otros modelos de Bienal

Adán Vallecillo

Si en el proceso de organización de una exposición casi siempre se plantea la urgencia de cuestionar y reformular el dispositivo “exposición” para adaptarlo tanto a las ideas que la sostienen conceptualmente como a las características de las obras seleccionadas, al abordar una Bienal, la reflexión sobre el medio se hace, si cabe, más compleja.

Tras casi dos décadas en las que las Bienales se han convertido en un poderoso instrumento de globalización artística, mientras han contribuido a la difusión y a la visibilización tanto de escenas (nacionales o regionales) como de proyectos individuales, el modelo parece mostrar en la actualidad signos de agotamiento.

La proliferación de bienales por todo el mundo ha propiciado la creación de un circuito internacional, la aparición de un tipo de obra para bienal que se inscribe entre la espectacularidad y lo ingenioso y la consolidación de una tipología de artista-bienal cuya trayectoria se ha ido construyendo desde su circulación en el tour de bienales como un artista nómada y de encargos. El circuito de las bienales ha subrayado la espectacularidad y lo efímero, y como ocurre en el ámbito de la arquitectura, la fotogenia de las piezas asume un rango prioritario.

El eco mediático de las bienales se ha basado cada vez más en su entronque con una dimensión de ocio turístico y en la demanda permanente de novedades como una extensión de la lógica de mercado. A menudo la bienal construye, en la ciudad que la acoge, un paréntesis de excepcionalidad, y no siempre se consigue un diálogo productivo con el contexto local, limitándose en muchas ocasiones a crear un espacio de curiosidad cultural para un turismo especializado. En algunos contextos la bienal tiene como objetivo propiciar una modernización del gusto y una internacionalización de la escena, y en otros es una herramienta más para activar transformaciones urbanísticas, pero sobre todo pone a las ciudades en un mapa global.

Los aspectos más conflictivos del modelo actual se refieren muy específicamente a las dificultades de una inserción real en el contexto local para que se produzca una incidencia activa y productiva. Con el tiempo se han buscado grandes nombres como reclamo, y la importancia de la participación del artista suele pasar por encima de la pertinencia de la obra respecto al contexto o a las ideas propuestas. La bienal como dispositivo se ha convertido en un paradójico sismógrafo de la situación del arte y de sus relaciones con la sociedad: un suntuoso escaparate de novedades que utiliza el mercado mientras el público espera obras cada vez más espectaculares. En los riesgos de banalización es donde más se aprecia una progresiva pérdida de capacidad transformadora e incluso de utilidad social.

Priscilla Monge

Si bien los síntomas de agotamiento del modelo bienal han aflorado con anterioridad al estallido de la crisis económica, ésta ha agudizado su percepción, y ha puesto de relieve algunas de sus contradicciones precisamente en términos de utilidad y eficacia.

Las actuales restricciones de las posibilidades presupuestarias obligan a una optimización de recursos, y desde ahí la reflexión debe deslizarse hacia el eje de la discusión sobre las políticas culturales, debiendo ser reconsiderada la función de servicio público que asumen los eventos artísticos en conexión con lo formativo y educativo. La búsqueda de alternativas viables al modelo actual se ha convertido en una necesidad que ha propiciado un intenso debate y las posibilidades de transformación han seguido diferentes caminos.

Algunos de los más relevantes se han producido en Brasil en los últimos años. La 6ª Bienal de Mercosur en Porto Alegre, celebrada en 2007 y dirigida por Gabriel Pérez-Barreiro ofreció un énfasis en lo educativo a través de un plan de continuidad en el tiempo entre las sucesivas ediciones, que llenaban de actividades silenciosas los periodos intermedios. El proyecto fue dirigido por el artista Luis Camnitzer.

En 2008 la apertura de la 28 Bienal de São Paulo coincide con el estallido de la crisis financiera mundial, y el proyecto curatorial que propone un vacío de exposición para dejar lugar a la reflexión o un instante de reposo de imágenes para abordar los problemas del arte, se convierte en un emblema de lo que está ocurriendo en la economía y en la sociedad. El equipo curatorial dirigido por Ivo Mesquita había delineado una estrategia que tenía como objetivo enviar una señal de alarma, y aunque los resultados no fueran todo lo incisivos que se había planteado queda como una actitud frente a los síntomas de crisis del modelo.

La XXXI edición de la Bienal de Pontevedra, asumiendo la crisis del modelo no pretende ni mucho menos ofrecer soluciones de cambio. Sin embargo la Bienal se propone explorar algunas posibilidades que tiendan a la construcción de nuevas relaciones con el contexto local, el público y las herramientas educativas, con el objetivo de articular un modelo más eficaz y de utilidad para la ciudad.

Kiko Perez

La Bienal de Pontevedra es la más antigua de España en activo. Organizada por la Diputación de Pontevedra desde el Museo Provincial, que cuenta con una relevante colección histórica y arqueológica, cuenta con XXXI ediciones desde 1967: durante los primeros años las convocatorias fueron anuales, alternándose una de carácter nacional con otra internacional, incluyendo premios de pintura y escultura. Desde los años 80 diversos proyectos de cambio han ido configurando su estructura temática actual.

En los últimos años el tema de la Bienal se ha centrado en un ámbito geográfico o una región cultural del mundo, para permitir establecer también una red de conexiones con Galicia y su contexto cultural.

La XXXI edición de la Bienal de Pontevedra bajo el título de Utrópicos aborda Centroamérica y el Caribe como regiones interconectadas, asumiendo y profundizando el modelo temático para convertirlo en una herramienta de archivo y resumen. El objetivo principal de la Bienal es tanto visibilizar de manera articulada los diversos aspectos de la escena artística como propiciar un acercamiento del público a los contextos socioculturales de la región.

La Bienal ha asumido una estructura de exposiciones temáticas que den cuenta del contexto de una manera más articulada, en lugar de priorizar una constelación de intervenciones individuales. En este sentido el formato exposición resulta más eficaz para establecer hilos conductores y de diálogo entre las obras y facilita su uso como una herramienta de conocimiento que busca más una profundización en la información que en la presentación de últimas novedades.

Considerando que Centroamérica y el Caribe son regiones que actualmente no poseen un alto grado de visibilidad internacional como contextos, sino que su conocimiento se apoya por lo general en algunas figuras que han alcanzado relevancia en la escena internacional o en escenas nacionales como la de Cuba, el dispositivo exposición permite realizar un subrayado sobre lo colectivo, y facilita una mejor comprensión de las ideas que subyacen en las obras, así como de los procesos de producción.

La selección de obra se ha regido por criterios de pertinencia y relevancia respecto a las temáticas tratadas.

La selección de los artistas gallegos ha estado determinada por la capacidad de su obra para dialogar con los asuntos tratados o con artistas de la región Centroamericana y el Caribe. Otras obras de artistas españoles o portugueses han sido escogidas por haber surgido del encuentro con la realidad de la región.

Nano 4814

De una manera muy singular, el Caribe ha sido exhibido en los últimos años incidiendo en aspectos ligados a los ámbitos de la cultura popular y subrayando también elementos de carácter religioso afro-caribeño. El planteamiento temático de las exposiciones de la bienal, aunque alude ocasionalmente a ellos a través de obras concretas, pretende también mostrar aquellos otros aspectos que conectan con una dimensión de modernidad y de compromiso con la realidad.

Por todo ello resulta prioritaria en la Bienal la atención a la información, a través de textos explicativos que permita al público que lo desee profundizar en las obras y en los temas abordados por estas.

La Bienal pretende precisamente establecer un énfasis en los aspectos educativos y formativos, que permitan profundizar sobre la función de la estructura bienal en el ámbito del conocimiento, abriendo canales de información y ofreciendo una modalidad de acercamiento más interdisciplinar a la realidad de la región. La creación de un centro de documentación, conectado con la exposición Tras-Misiones que propone la presentación de propuestas artísticas a través de proyectos educativos y formativos independientes creados o impulsados por artistas de la región, permitirá un acercamiento a las realidades culturales de la región también desde la literatura, la música o el cine y video documental. Planteado más como un área de descanso, de audición y de lectura, el centro de documentación propone diversos niveles de acercamiento a Centroamérica y el Caribe: en un plano general y divulgativo se ofrecerá una selección de publicaciones artísticas y literarias, revistas, producciones musicales y videos documentales, y en un plano más especializado se facilitará el acceso a webs de la región y a un archivo digital de artistas organizado por la Fundación Teorética de San José de Costa Rica. Se han establecido diversas áreas de colaboración con Facultad de Bellas Artes de Pontevedra, para convertir a la bienal en un campo de experimentación e investigación.

En esa línea se ha planteado una conexión con proyectos artísticos inscritos en el entorno de la bienal, la ciudad y su territorio: la Fundación Rac, la Facultad de Bellas Artes y grupos independientes como Alg-a y Escoitar que se encargarán de diversos dispositivos y proyectos. Como parte importante de la Bienal se plantea la presentación de un Ciclo de cine, una serie de conciertos, diversas mesas redondas que aborden temas específicos de la región, complementadas por presentaciones y/o talleres de algunos de los artistas invitados.

Teniendo en cuenta que la Bienal se organiza en las salas del Museo Provincial se plantea poner de relieve la colección del museo en distintas direcciones: por un lado se insertarán diversas obras contemporáneas en la colección histórica y permanente del museo con el objetivo de activar nuevas lecturas entre la actualidad y la historia, y por otro se integrarán piezas de la colección en la sección más histórica e introductoria de la bienal, que abordará las relaciones de Galicia con la región a través del exilio de artistas gallegos en los años 40. Las intervenciones en el espacio público han sido pensadas para que propicien su transformación, planteando la permanencia frente a lo efímero, en el espacio del área portuaria de Vilagarcía, uno de los puertos más importantes de la provincia de Pontevedra.

Olmo Blanco

Así mismo se ha planteado en las publicaciones un formato libro frente a la fórmula de catalogo, para complementarlo con una guía que facilite tanto la visita como la lectura del proyecto.

El modelo de bienal que asume la XXXI edición de la Bienal de Pontevedra pretende convertirse en una herramienta de uso y en un espacio que estimule el interés del público por conocer más y mejor el tema abordado, Centroamérica y Caribe. La bienal pues se plantea fundamentalmente como un punto de partida y no como un mecanismo totalizador. Subrayando que el arte es también un medio de conocimiento visual y discursivo, el público dispondrá de diversos niveles de lectura y deberá abordar la exposición como una experiencia de conexiones y relaciones.

Proyectos y exposiciones

Ida y vuelta

Esta exposición, a modo de introducción a la Bienal, propone un diálogo histórico entre Galicia y la región centroamericana y el Caribe, a través de artistas como Castelao, Arturo Souto, Maruja Mallo (presentes en la colección del Museo de Pontevedra) o Eugenio Granell, junto a Wifredo Lam, Emilia Prieto o Max Jiménez, entre otros. La continuidad de temas e ideas desde los años 30 y 40 hasta la actualidad permite establecer nuevos diálogos cruzados desde los trabajos de artistas actuales: el legado del surrealismo, la herencia africana, la cultura afrocaribeña o la búsqueda de un lenguaje vanguardista, así como las vivencias del exilio, la emigración y los viajes. Se incluyen también algunos trabajos fotográficos de José Suarez y Manuel Ferrol, centrados en la sociedad gallega y la emigración. Entre los artistas contemporáneos incluidos figuran entre otros, Rolando Castellón, José Bedia, Leiro, Marta María Pérez Bravo, Carlos Capelán, Santiago Mayo, Jorge Pineda o José García Cordero.

Tras-­misiones

Este segmento pretende la articulación de proyectos independientes de educación y producción, gestionados en su mayoría por artistas o colectivos. Entre los participantes se cuentan: Alg-a (Vigo), Cátedra Arte de Conducta (La Habana), Beta-Local (San Juan), Caja lúdica (Guatemala), Instituto Buena Bista (Curazao), Espora (Managua), así como documentación de iniciativas como Aglutinador y DUPP (La Habana) o TEOR/éTica (San José). Tomando como referencia una de las experiencias de mayor alcance en el contexto histórico español, las Misiones Pedagógicas (1931-1936), Tras-misiones quiere poner en relación proyectos y colectivos, en el intento de activar dinámicas de producción de conocimiento y crítica.

Como parte de este segmento, la 31 Bienal de Pontevedra retoma la convocatoria “Todos somos negros”, proyecto colectivo y anónimo que ha impulsado la Red Conceptualismos del Sur (http://revistaplus.blogspot.com/2009/12/convocatoria.html). A partir de una convocatoria abierta a los estudiantes y profesores de la Facultad de Bellas Artes de Pontevedra, se hará una programación de proyectos e intervenciones. Así, la participación de la Facultad de Bellas Artes en la Bienal se entiende como un espacio vivo en el que se irán sucediendo diferentes propuestas que podrán incluir acciones, proyecciones audiovisuales, instalaciones, charlas, performances, entre otros.

Por otra parte, un grupo de estudiantes desarrollan proyectos de mediación de la 31 Bienal que funcionará como laboratorio de arte, investigación y educación.

Una parte de “Tras-misiones” tendrá como sede la Sala X y la Sala de la Escuela de Restauración, en el edificio de la Facultad de Bellas Artes de Pontevedra, con diversas intervenciones de entre otros artistas Priscilla Monge (Costa Rica) o Adán Vallecillo (Honduras), así como una presentación de trabajos de algunos participantes de Cátedra de Conducta. El proyecto Beta Local de Puerto Rico, traslada su actividad habitual durante una semana a los espacios de la Facultad de Bellas Artes. El colectivo gallego Escoitar realiza dos proyectos de carácter sonoro, una radio-podcast y una reinterpretación de audioguías basada en la programación de la Bienal.

Federico Herrero. XXXI Bienal de Pontevedra

Centro de documentación

Conectado con la sección Tras-misiones, el centro de documentación funcionará como un área con fondos documentales y bibliográficos para poner a disposición de los usuarios una sucinta selección de títulos de ficción, ensayo, investigación y revistas que se han producido en Centroamérica y el Caribe. Asimismo, se incluirá una pequeña sección para el acceso a producciones musicales y audiovisuales de la región. En esta sala de lectura se podrán encontrar publicaciones producidas por las editoriales de mayor circulación en castellano, pero también las editadas por pequeñas iniciativas independientes. Se trata de facilitar un acercamiento bibliográfico y documental que permita una contextualización más efectiva de las producciones culturales de la región.

“el aguacero, la siesta, el cañaveral, el tabaco,”

Esta muestra, que toma como título un verso de “La isla en peso”, del poeta cubano Virgilio Piñera, intenta dibujar una cartografía parcial de la región que ponga de relieve cuestiones en torno a sus economías: la plantación azucarera, las “repúblicas bananeras”, el canal interoceánico, las maquilas o el turismo, así como a sus contextos políticos y sociales: la construcción de utopías y el peso de la historia, los efectos de la emigración y las remesas en las economías, el trasfondo de las discriminaciones raciales, o las lacras del crimen organizado. Otro de los énfasis de esta sección se situaría en los discursos post-coloniales, a través de algunas prácticas artísticas y de la referencia a pensadores caribeños como Aimé Césaire, Frantz Fanon o Edouard Glissant.

Entre otros artistas participantes: Carlos Garaicoa (Cuba), Jean François Boclé (Martinica), Joscelyn Gardner (Barbados), Carolina Caycedo (Colombia-Puerto Rico), Donna Conlon y Jonathan Harker (Panamá), Florencio Gelabert (Cuba), David Damoison (Martinica), Moisés Barrios (Guatemala), Mayra Barraza y Delia Chévez (El Salvador), Oswaldo Maciá (Colombia), José Toirac y Meira Marrero (Cuba).

Archiv-­acción

Las acciones y performances constituyen quizás las prácticas de mayor eficacia poética y política en el contexto reciente de la región. Producidas por artistas individuales (como Tania Bruguera o Regina Galindo) o por iniciativas colectivas (como el Festival “Octubre Azul” en Guatemala, o los colectivos “Artería” en Honduras, o la “OIP” en Costa Rica), esas acciones suelen enfrentar contextos complejos. Con la intención de compartir esas experiencias, uno de los ejes de Utrópicos estará dedicado a mostrar documentación de algunas de esas prácticas. La artista gallega Carme Nogueira ha diseñado un dispositivo para acoger ese archivo.

Fricciones

Esta sección plantea un diálogo entre obras contemporáneas y la colección histórica del Museo de Pontevedra. Uno de los objetivos de Fricciones sería activar otras lecturas de la colección histórica, a través de la inserción en las salas del edificio Castro Monteagudo en Pontevedra de obras de dos artistas contemporáneos: Olmo Blanco (Galicia) y Nadín Ospina (Colombia).

Migraciones: Mirando al Sur

“Desde su título, este proyecto regional convoca a la desestabilización del orden establecido a través del trayecto común de los migrantes, del sur hacia el norte. Su intento es abordar el tema de las migraciones desde una mirada inversa, desde las artes visuales y con obras que no se basan en declaraciones políticas ni aspiran a motivar activismos o enunciar soluciones. Obras que, con los lenguajes particulares del arte contemporáneo, confieren pausas de reflexión sobre una realidad densa, compleja e inaprensible, y apenas exploran los descomunales efectos que van cobrando los fenómenos migratorios sobre las personas y las sociedades”. La exposición cuenta con obras de Ronald Morán (El Salvador), Donna Conlon (Panamá), Patricia Belli (Nicaragua), Grupo La Torana (Guatemala), Adán Vallecillo (Honduras), Ángel Poyón Cali (Guatemala), Dalia Chévez (El Salvador), Danny Zavaleta (El Salvador), Miguel Ángel Madrigal (México), Regina Galindo (Guatemala), Lucía Madriz (Costa Rica), Betsabé Romero (México) y Ernesto Salmerón (Nicaragua). Ha sido producida por la Red de Centros Culturales de AECID y está comisariada por Rosina Cazali.

Instalaciones

Chemi rosado. Bienal de Pontevedra

Diversas instalaciones centradas en temas relacionados con la naturaleza y lo ecológico, se vinculan con las exposiciones del Sexto edificio. Entre otras se cuentan obras de Baltazar Torres (Portugal), Soledad Sevilla (España), Jorge Perianes (Galicia) o Priscilla Monge (Costa Rica), relacionadas con una idea de ida y vuelta.

Rbp31.org

La Bienal de Pontevedra contará con una radio propia que permitirá navegar por los contenidos y temáticas de la exposición a través de una programación formada por cápsulas de unos 15 min aprox. de duración que contendrán visitas guiadas por secciones concretas de la exposición, comentarios y conversaciones de comisarios y artistas, fragmentos de narraciones y textos monográficos que contribuyan a ilustrar y arrojar luz sobre los contenidos de la exposición.

La arquitectura y gestión de la Radio Bienal correrán a cargo del colectivo artístico ESCOITAR, especialistas en arte sonoro.

Audioguías

Utilizando el formato cada vez más extendido de las audio-guías de museo que facilitan información sobre espacios y obras catalogadas como relevantes o de interés público, este proyecto, desarrollado por el colectivo ESCOITAR, no sólo cuestiona el valor de estos o los discursos oficiales que los construyen, sino que aspira a deconstruir estos relatos y ofrecer un modo de guías alternativas, que intervengan en la percepción de la obra y del espacio, entendiendo este como flujo, como acontecimiento y como memoria colectiva.

Situándose entre ficción y realidad, su intención es intervenir en los espacios, allí donde las obras mantienen un diálogo con el público, para convertirlos en lugares mutantes que se transforman al tiempo que se recorren bajo el efecto del sonido y las narraciones.

Desde este proyecto, que se integra en el conjunto de la bienal, Escoitar permite escuchar el universo utrópico a través de entrevistas, micro-relatos, docudramas y piezas de audioficción cultural puestas al servicio de la pura experiencia sensorial.

Accesible desde la página web de la bienal, www.bienal.depo.es, aquellos interesados podrán tanto escucharla on-line, como descargar sus contenidos en su propio reproductor mp3.

La señalética distribuida en el edificio del museo permite identificar los tracks que corresponden a la zona en la que se encuentra el visitante.

Pistas
  1. Introducción a la Bienal de Pontevedra (www.rbp31.org )
  2. Entrevista a Santiago Olmo (Comisario)
  3. Exposición: Ida y Vuelta
  4. Rolando Castellón (Nicaragua)
  5. Marta María Pérez Bravo (Cuba)
  6. Priscilla Monge (Costa Rica)
  7. Florencio Gelabert (Cuba)
  8. Edgar León (Costa Rica)
  9. Patricia Belli (Nicaragua)
  10. Jorge Perianes (Galicia)
  11. Donna Conlon y Jonathan Harker (Panamá)
  12. Exposición: Migraciones, mirando al sur
  13. Danny Zabaleta (El Salvador)
  14. Regina J. Galindo (Guatemala)
  15. Exposición: “el aguacero, la siesta, el cañaveral, el tabaco”
  16. Betsabé Romero (Méjico)
  17. Adán Vallecillo (Honduras)
  18. Ángel Poyón (Guatemala)
  19. La Torana (Guatemala)
  20. Lucía Madriz (Costa Rica)
  21. Miguel Ángel Madrigal (Méjico)
  22. Ronald Morán (El Salvador)
  23. Intervenciones en el espacio del museo
  24. Exposición: Todos somos negros
  25. Exposición: Tras – Misiones
  26. Exposición: Archiv-acción
  27. Exposición: La Promesa de la Política

Fundación Rosón (RAC). Pontevedra

La Fundación Rosón acoge un proyecto de la artista cubana Tania Bruguera, uno de los nombres más significativos de la performance en el panorama internacional.

La Promesa de la Política

A partir de la crónica en prensa de un acontecimiento, la artista Tania Bruguera plantea una revisión de una serie de convenciones sociales que se traduce en 5 obras cuyo título hace referencia a un concepto filosófico, la plusvalía.

Plusvalía es una pieza basada en la noticia del robo de un cartel que se encontraba a la entrada del campo de concentración de Auschwitz,

Phronesis es una pieza que recoge una serie de acciones llevadas a cabo por la artista sin autorización en un desafío a la institución del saber o de la cultura.

Isonomia parte de la noticia de la redada y captura de “los gordos”, un grupo de narcotraficantes que operaba en España

Apolitia es una obra basada en la noticia de un cura que ofrecía favores sexuales en Internet

Isasthenai se basa en la noticia de la muerte de Orlando Zapata en Cuba el pasado mes de marzo de 2010.

Vilagarcía de Arousa

En la zona portuaria de Vilagarcia de Arousa, diversas intervenciones tienen por objeto la transformación del espacio urbano en relación con el paisaje, poniendo de relieve la importancia del arte en el debate sobre el espacio público. Los artistas gallegos Olmo Blanco, Kiko Pérez y Nano 4814, así como Federico Herrero (Costa Rica), realizan intervenciones de carácter pictórico y Chemi Rosado (Puerto Rico) realiza una rampa de patinaje dentro de su proyecto artístico que conecta la historia del arte y del skate.

Vigo

En la sede de Diputación en la ciudad de Vigo, se desarrollará un ciclo de videoarte centroamericano “Inquieta Imagen”, selección de videocreación organizada por el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo de Costa Rica, 2001-2008, el ciclo de video paralelo a la exposición “Migraciones: mirando al Sur”.

Asimismo, en colaboración con el Museo de Arte Contemporáneo M.A.R.C.O., la 31 Bienal presentará también en Vigo el ciclo de cine actual de Centroamérica y Caribe.

Santiago de Compostela

En colaboración con el Centro Galego de Arte Contemporánea, CGAC, se presentarán en Santiago las películas “Mamásunción” y “Siempre Xonxa”, de Chano Piñeiro, acompañadas de una mesa redonda en homenaje a este realizador, impulsor del cine en gallego y cuyos temas se han centrado en las problemáticas de la emigración, con la participación de Uxía Blanco, Manuel González y Antón Reixa.

Muestra de Cine Centroamericano y Caribeño

Actualmente el cine se ha convertido en una herramienta indispensable para comprender la realidad, y también para entender el arte. Muchos artistas utilizan herramientas cinematográficas o toman como referencia el cine.

En el marco de Utrópicos, el cine se configura como una sección más, y el ciclo asume un papel equivalente al de una exposición que se prolonga en el tiempo de la bienal, manteniendo las características del medio. El cine permite una aproximación a Centroamérica y el Caribe complementaria con las exposiciones.

El ciclo reúne 13 producciones recientes, entre largos de ficción y documentales.

La selección ha sido realizada por Rogelio Chacón y Santiago Olmo, atendiendo por un lado al tratamiento de temas de actualidad en los documentales así como a la diversidad de perspectivas en el ámbito de la ficción, en el que no es difícil advertir la fuerza de lo documental. La conexión con la realidad es el hilo conductor que nos permite comprender desde la pantalla como se vive y como se sueña en esta parte del mundo.

El día 24 de junio el ciclo se inicia con el documental dirigido por Katia Lara “Quien dijo miedo – Honduras de un golpe”, que aborda desde la actualidad más inmediata el proceso del golpe de estado en Honduras que el próximo día 28 de junio hará un año. El estreno mundial de la película tuvo lugar el pasado 7 de junio en Buenos Aires.

PALABRAS de KATIA LARA, directora

    “Ha sido fuerte y doloroso este proceso. Hemos perdido compañeras y compañeros valiosos, el exilio no estaba en nuestro horizonte. Pero también ha sido una tremenda inyección de razones para continuar luchando por la refundación de Honduras a través de una Asamblea Nacional Constituyente, para seguir creyendo en una Latinoamérica unida por la solidaridad y la dignidad”.

    “No hay democracia en un país donde miles de hombres y mujeres elegimos todos los días entre la indefensión y el exilio. Hoy tengo el privilegio y la responsabilidad de contar nuestra historia de resistencia pacífica”.

    “La movilización latinoamericana frente a los hechos en Honduras debe crecer y fortalecerse para obligar a los gobiernos del mundo a actuar en consecuencia con el anhelo de sus pueblos en lugar de hacerlo a favor de los intereses imperialistas”.

Entre los documentales que se incluyen en el ciclo destacamos también Wetback, de Arturo Torres, que recorre el itinerario de los emigrantes centroamericanos a través de México hasta la frontera con los Estados Unidos, y que constituye un extraordinario testimonio del drama humano que viven los emigrantes en su anhelo por llegar a un paraíso que no lo es tanto. Como contrapunto en la ficción El Camino, de Ishtar Yasin relata con una gran dosis poética el camino que emprenden dos niños nicaragüenses en busca de su madre que emigró a Costa Rica.

“La Vida Loca” de Cristian Poveda aborda el mundo terrible de las maras (pandillas criminales) en El Salvador, y la realización de esta película llegó a costarle la vida, pues fue asesinado en 2009 a las afueras de San Salvador por “mareros”.

En otro plano entre los largos de ficción destaca “Lo que soñó Sebastián” dirigida por el escritor guatemalteco Rodrigo Rey Rosa, sobre el guión de su novela homónima. Rey Rosa que fue secretario de Paul Bowles durante el final de su vida, incluye en la banda sonora de la película algunas composiciones musicales del escritor norteamericano.

El cine en la región ha tenido un importante foco de producción en Cuba a través del ICAIC, y la escuela de San Antonio de los Baños, en donde se han formado durante años muchos cineastas latinoamericanos.

Más recientemente en Costa Rica y en Guatemala han surgido numerosos proyectos que han contado con la coproducción extranjera, y que plantean un nuevo horizonte en la conciencia cinematográfica de la región.

El ciclo de Cine se proyectará en formato dvd en el auditorio del Sexto edificio del Museo de Pontevedra, a las 20:00h a lo largo de junio, julio y primeros días de septiembre.

En Vigo el ciclo se proyectará en el Marco entre el 13 y el 30 de julio de martes a viernes durante tres semanas.

El compromiso de la Bienal con el cine se inició el pasado 17 de junio, con la organización en colaboración con el CGAC de Santiago, de una mesa redonda sobre el cine de Chano Piñeiro, con la proyección de Mamasunción y Sempre Xonxa, como un homenaje a la visión poética de la emigración gallega, que es también uno de los temas centrales de la Bienal de Pontevedra de este año.

Más información en